El método didáctico para estudiar italiano en Italia

El método empleado en nuestra escuela de lengua italiana se basa en principios modernos e innovadores que permitirán al alumno comunicarse en poco tiempo con facilidad y seguridad en situaciones reales.

En todos los niveles, el trabajo didáctico tiene como finalidad desarrollar de forma equilibrada las cuatro habilidades básicas (el habla, la escritura, la comprensión oral y la comprensión escrita).

Nuestra filosofía de aprendizaje para estudiar italiano en Italia no solo se centra en los aspectos estructurales de la lengua y las reglas gramaticales, sino que hace hincapié en su uso apropiado según el contexto socio-cultural en el que se lleva a cabo el acto comunicativo.

Por ello, en los cursos se proponen actividades estimulantes y de implicación basadas en situaciones reales, como “role-playing”, “role-taking” (métodos de enseñanza basados en la proposición y solución de conflictos), dramatizaciones, actividades en pareja o en grupo y debates y conversaciones sobre diversos temas. A nuestros métodos se suma el valor educativo que implica el día a día del alumno al estudiar italiano en Italia.

Naturalmente, no olvidamos ni el estudio de la gramática ni el refuerzo de los conceptos aprendidos. El estudio del léxico también tiene un papel principal en los cursos y, para facilitar su aprendizaje, se presenta en diferentes temas (la casa, la ciudad, la cocina, etc.).

Gracias a la introducción de nuevos métodos didácticos, como por ejemplo nuestra actividad llamada "Aprender el idioma haciendo una película", garantizamos una alta calidad de los cursos y eficacia en la enseñanza.

Además la participación de EUROPASS en proyectos europeos de intercambio con otras instituciones del campo de la didáctica, nos permite confrontarnos con otra realidad europea y conocer y profundizar en el uso de nuevos métodos y nuevas tecnologías.

 

Los instrumentos didácticos

Para cada nivel se suministra a los estudiantes un cuaderno que comprende lecturas de introducción y ejercicios relativos a cada concepto gramatical.

Además, la escuela cuenta con una biblioteca compuesta por numerosos textos y manuales para el aprendizaje del italiano que nuestros enseñantes usan junto a textos basados en la realidad cotidiana (diarios, publicidad, horarios, programas de TV, imágenes, etc.). Todo ello con el único fin de integrar y personalizar las lecciones, así como, estimular las discusiones sobre temas de interés común y de situaciones actuales.

La escuela suministra todo este material, cuyo coste está ya incluido en el precio del curso.

Nuestros profesores hacen uso de las nuevas técnicas educativas con total normalidad. Así, el uso de ordenadores, DVD's y nuevas tecnologías es parte de las actividades cotidianas durante las lecciones.

Asimismo, la escuela posee un sala informático con conexión a internet a través de la que, incluso de forma autónoma, los estudiantes pueden utilizar recursos on-line para aprender el idioma (páginas web con material sobre la lengua italiana, además del propio software didáctico de la escuela).
 
 
La composición de las clases

Todas las clases de italiano se componen de un mínimo de dos hasta un máximo de doce alumnos, de diversa procedencia.

Gracias al bajo número de participantes, seis de media por grupo, podemos asegurar la máxima atención individual y un alto nivel de aprendizaje. La eficacia de nuestro método nos permite examinar cada semana la composición de las clases y realizar modificaciones o ajustes para mantener la evolución del alumno. 

 

Los niveles y certificados

Según las indicaciones del Cuadro Común Europeo, en nuestros cursos de idiomas se articulan 6 niveles.

La evaluación de los niveles de competencia lingüística
En cada curso se preveen tres momentos de evaluación:

  • Una evaluación inicial, el primer día, que permitirá entrar en el nivel más adecuado
  • Una evaluación intermedia, cada semana, para controlar el nivel de aprendizaje
  • Una evaluación final, el último día, con la función de verificar los objetivos alcanzados

El Certificado de Asistencia
Al finalizar cada curso se hará entrega de un Certificado de Asistencia donde se especificará:

  • El tipo de curso al que se ha asistido.
  • El número de horas semanales.
  • La duración del curso.
  • El nivel.
  • Las competencias lingüísticas adquiridas.


El Certificado de Competencia Lingüística

Al completar el programa de cada nivel, se realizarán una serie de pruebas escritas y orales que permitirán pasar al nivel superior y obtener el Certificado de Competencia Lingüística. Este título certifica las competencias lingüísticas poseídas, independientemente de la duración del curso al que se ha asistido o al que todavía se está asistiendo.